Ni mojo ni niño muerto

Ciertamente todo esto no es como me lo imaginaba. Quiero decir que yo no estoy como me imaginaba.

Para que os voy a engañar a estas alturas. Cuando me dijeron lo que tenía pasé por varias fases en pocos días. Rabia, miedo, presión… os mentiría si no os confieso que cierta alegría. Digamos que tener un cáncer es la excusa perfecta para justificar los poco logros que a ojos de los demás, he conseguido en mi vida. Tener cierto problema de salud me ayudaría a justificar mis fracasos al menos momentáneamente.

No me miréis tan raro, creo que ya sabéis la clase de gentuza que puedo llegar a ser. El caso es que pensé en las posibilidades que todo este asunto me proporcionaría. Horas de conversación sobre efectos secundarios, reflexiones profundísimas sobre pensamiento positivo y grandes dosis de autocomplacencia. Todo esto está bien, no digo que no.
También albergué la esperanza de que la depresión hiciera mella y recuperar el mojo que me impedía escribir algo interesante desde ya no recuerdo cuando.

Pero es curioso, la cierta indiferencia con la que manejo la mayoría de mis asuntos me ha permitido cierto distanciamiento esta vez.

La gente espera que de alguna manera todo esto te cambie. Que entiendas todas esas cosas sobre la vida y tomes cartas en el asunto. Y yo me pregunto, es que acaso no lo hemos entendido todavía? Necesitamos que algo coyuntural como esto nos ayude a ser mejores?

Realmente necesito ser mejor persona? A mi me sirve bastante con lo que soy, de forma que no me preocupa en absoluto. Esto es un juego sin demasiado sentido y todo lo demás, todo lo que hacemos, es llenar el tiempo muerto.

Agradezco infinito todas las muestras de cariño y afecto que en los últimos días me habéis manifestado. La preocupación ajena ha sido tan abrumadora que casi ha sobrepasado mis límites sociales. Supongo que no estoy preparado para asumir tanta atención, y por eso os pido disculpas. Quedan infinidad de mensajes por responder y un buen numero de tardes sin contestar al teléfono. A veces todo es demasiado grande para mi.

El jueves es el día. Entonces sabré que es lo que haremos.
Hasta entonces, no nos preocupemos demasiado.

7 comentarios :

Publicar un comentario