Estancamiento

Un camión de bomberos pasa a tu lado atravesándote con su sirena. Gracias a eso despiertas de tu letargo, descubriendo que estás parado en medio de la acera. Justo entre el ciber y la tienda del chino de la calle toledo. En una mano sostienes una bolsa con espaguetis y en la otra, un cigarro terminal te quema los dedos. No sabes el tiempo que llevas ahí detenido. Entonces te preguntas en qué momento has dejado de saber la diferencia entre avanzar y estarse quieto.

Te da la impresión de que la gente a tu alrededor camina. Todos parecen ir a algún sitio. Colocas un pie delante y luego el otro, das un paso, otro paso. Ya estás caminando pero no distingues bien en que se diferencia esto de lo anterior. Puede que sigas detenido en medio de la acera y el movimiento sea una percepción subjetiva. Sin embargo te parece que caminas con la misma soltura que los demás. Y sigues la corriente.

Y vuelves a llegar tarde a algún sitio.
Y vuelves a estar dentro de ti.
Buscando algo olvidado.

2 comentarios :

Publicar un comentario