No foto

Tecleo insistentemente mi nombre en el google. En la respuesta que me da el buscador no me reconozco. Habla de alguien que podría ser yo pero no me encuentro por ningún lado. Sigo tecleando mi nombre. Desgasto las teclas hasta hacerlas sangrar.

La mujer que tengo al lado me pregunta algo sobre un archivo adjunto que quiere enviar la puta genia de la informática. Le informo como va la cosa amablemente. Estoy sin dormir, sin pensar y con una borrachera bastante oscura. La mujer me cansa y pretende darme conversación. Le suelto un término que no conoce para resultarle antipático y hacerla callar.

Tecleo mi nombre otra vez en el google. Es lo único que quiero hacer. Por ahora.
He pagado noveintaycinco céntimos a una chica que se ocultaba tras un mostrador. Tengo derecho a buscarme en el google todo el puto rato y la mujer no tiene derecho a darme el coñazo. No ha pagado lo suficiente. Si estubieramos en un bus podría aguantar que me diera la chapa hasta Puebla de Sanabria. No estamos en un bus y la odio.

Hace un rato estaba bebiendo en la fiesta del notodofilmfest. Hace un rato le caía mal a todo el mundo. Hace un rato intenté que las chicas de verde me quisieran, pero las chicas de verde nunca te quieren lo suficiente.

Vengo del médico y me dedico a teclear mi nombre. Ahora lo intento añadiendo el nombre de ellas. D y B, luego D y E, y para terminar D y C. Nunca salimos realmente en los resultados.

Hace un rato mi amigo aguantó mi llorera en un banco. Al bajar la calle la vi pasar y le dije algo y ya no me acuerdo y nada más pasó.

El médico es tedioso si vas borracho.
Yo soy más tedioso que el médico.
Deseo ver las fotos de la fiesta.
Deseo dormir esta tarde como un niño.
Deseo no cruzármela nunca al bajar la calle.
Deseo que mi dedo no se pudra.
Deseo tomar un café algún día con ella.
Deseo que que no me duela tanto sin la venda.
Deseo no olvidarme de las chicas que me han besado esta noche.
Deseo que la rehabilitación no se me haga eterna.

7 comentarios :

Publicar un comentario