Feo

He descubierto que tengo dos lectoras y me he puesto un poco nervioso, la verdad. Es curioso, conozco a las dos y por lo tanto este debe ser uno de los blogs con menor audiencia del mundo. En el fondo me siento como esos walkies talkies que te regalaban de pequeño. Aquellos dichosos aparatos siempre aseguraban en la caja que tenían un alcance de cien metros, y sin embargo nunca eras capaz de oirte con tu hermano en cuanto éste salía del cuarto. Nunca entendías bien lo que decían y nunca podías alejarte mucho del otro, de forma que podiamos decir que eran ideales para mantener una charla íntima.
Walkies de corto alcance, blogs de corto alcance.

El caso es que siempre he pensado que nadie escribe para no ser leído. Incluso cuando tu novia te asegura que tiene un diario simplemente para desahogarse y no para que sea leido por nadie, en realidad lo que está diciendo es que no quiere que tú lo leas. A eso me refiero, todos querriamos que nuestras tonterías fueran leídas por una cantidad ingente de deconocidos pero nunca por nuestro círculo cercano.

Realmente no sé de que va este rollo. Lo abrí hace algún tiempo y lo olvidé tiempo después. Luego recordé que estaba en un cajón y volví a teclear cosas a ver que pasa. Últimamente he leído algunos blogs aprovechando que tengo algo de internet, descubriendo con perplejidad que la gente suele hablar de cosas concretas o de ellos mismos. Los que no hacen ni lo uno ni lo otro al menos lo hacen con gracia. Ojalá fuese un experto en algo y escribiese sobre ello en lugar de teclear sin saber lo que viene luego. Ya he dicho que no sé de que va este rollo. Hablo de mí, supongo. Hablo de chicas, supongo. Me hago el listillo y el meláncolico en una sola frase, supongo.



El caso es que es feo. Estoy convencido de que se trata de uno de los lugares más feos e insulsos de la red. Si por lo menos supiera hacer eso de poner el nombre de alguien y que me apareciese en otro color y que vosotros al pinchar en el nombre fueseis enviados a otro lugar que no fuera este en busca de una información interesantísima sobre el tipo en cuestion y asi demostraros que yo tambien he leido ese otro rollo y se de lo que me hablo. Asín sin comas ni na.

Fulanito. Pulsad sobre el nombre, por probar que no quede.

Os decía que esto es feo. Pues bien, las fotos apestan y eso me encanta. No ilustran gran cosa pero son mías. Todas sacadas con mi teléfono, que debe ser el que peor fotos hace del mundo y que para colmo ha perdido tal capacidad después de un golpe en un karaoke.

El caso es que me hacía ilusión pensar que algún desconocido podría entrar aquí por error y leerme. Eso es de lo que se trataba, pero por cosas de la vida todo ha salido al revés. Tengo dos lectoras y me siento presionado. Igual debería aprender a escribir para no decepcionarlas. Ya sabeis, poner las comas en su sitio y corregir la ortografía. Tengo la necesidad de lavar este sitio para que deje de ser feo, plancharme la camisa, afeitarme, yo que sé. Esas cosas que uno hace antes de acudir a una cita.

Para colmo, mis dos lectoras tienen sendos blogs, tan diferentes y tan interesantes los dos que me siento un perro callejero olisqueado en cualquier acera por dos damas con pedigrí y lacito. Toma metáfora, o símil o lo que demonios sea eso.

En fin, que sigo sin saber de que va este rollo. Y sin saber si quiero seguir con esto o si debería mantenerlo igual de feo, o si quizás debería salir a la calle y buscarme un trabajo en vez de andar aquí tecleando en mi día libre, fumando sin parar y pensando si la chica tan guapa que trabaja en el restaurante de abajo hoy ha notado que la miraba con más insistencia que de costumbre.

Cosas.

5 comentarios :

Publicar un comentario