Carmen

Podemos intentar que esta noche signifique algo. Podemos querernos si te dejas. Podemos deshacer la cama y alejar la soledad. Le decía esto mientras la cogía de la mano. Salgamos fuera y busquemos un sitio, tu casa, la mía, ya nada importa. Podemos querernos sin tocarnos, podemos hacer lo que tú quieras. Confías en mí, ahora salgamos y sigamos besándonos, ahora empieza nuestra noche, nuestra ooportunidad.

Ella rompió a reir. Tú eres gilipollas, verdad?

El chico se quedó pensando si realmente lo era, en medio del bar, mientras sonaba la dichosa canción de Sabina y Carmen se alejaba para no volver jamás.

No hay comentarios :

Publicar un comentario